jueves, 24 de enero de 2013

Cómo pintar un cerezo para decorar


La sakura (桜 o サクラ?) o flor del cerezo japonés es uno de los símbolos más conocidos de la cultura japonesa. También se nombra sakura a tres especies de plantas del género Prunus.
La flor del cerezo florece durante la primavera. En Japón se realiza el festival de hanami (花見?) en su honor puesto que es su flor más significativa (pero no la oficial); durante éste los familiares y amigos se reúnen en los parques con cerezos bajo la sombra de los mismos y, a modo de "picnic", comparten alimentos mientras celebran la aparición de las flores. El curso académico de Japón empieza justo después del final de la festividad.
Durante el año los árboles de cerezo permanecen únicamente forrados de hojas, y está desnudas en el invierno, pero hacia el inicio de la primavera florecen, decorando los parques con su apariencia de nubes rosadas.
Las sakura son un elemento simbólico común en la cultura popular de Japón, donde tienen múltiples significados interconectados. La imagen de los pétalos de estas flores caídos en masa al principio de la primavera, especialmente en abril, simboliza la belleza de la naturaleza y el renacimiento de la vida como un nuevo comienzo.

Fuente: http://es.wikipedia.org

COMO HACER TU PROPIA FLOR DE CEREZO:


Materiales:

  • Botella plástica de refresco
  • Pintura marrón o negra o marcador permanente
  • Pintura color rosa



Sobre un trozo de cartón o cartulina blanca, con el objetivo de convertirlo en mural decorativo de temporada podemos pintar un cerezo entero, o podemos pintar como en el caso de la fotografía, una elegante rama de cerezo que podemos colgar horizontal o verticalmente, una vez terminada la manualidad.


Luego colocamos un poco de pintura color rosa en un envase desechable y sumergimos la base de la botella y estampamos esa misma base manchada de pintura sobre nuestro cuadro decorativo.


El invento es posible gracias a la forma de las comunes botellas de 2 libros de cola, naranjada o limonada. Esa base tiene una curiosa forma que una vez estampada se asemeja a los cinco pétalos de una flor de cerezo.
De esta forma, podemos pintar un cerezo rápidamente, y estampar tantas flores de cerezo como queramos, repitiendo lo de sumergir en pintura rosa la botella, y presionándola sobre la cartulina.
¿Qué les parece? ¿Curioso? ¿Divertido? ¿Original? ¿Te animas a pintar un cerezo para decorar con una botella de refresco?




No hay comentarios:

Publicar un comentario